¿Qué es la neutralidad de la red y qué implica el fallo de Estados Unidos?

Desde el 14 de diciembre, y gracias a que Estados Unidos la derogó, escuchamos una y otra vez el concepto de neutralidad de la red. El fallo de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) hizo necesario hablar nuevamente de su importancia y, como este blog tiene una categoría dedicada a entender Qué es cada cosa, tres expertos tuvieron la amabilidad de explicarnos (sí, ¡a fin de año!).

La neutralidad de la red es un principio que busca un trato igualitario para el contenido en Internet. Puntualmente, regula que los proveedores de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) no discriminen aplicaciones, sitios web y demás material a través de un trato preferencial (suele ilustrarse como una autopista; de ahí la imagen de la nota, donde, sin neutralidad, los carriles serán diferenciados).

Así, “prescribe que los intermediarios no puedan hacer diferencias entre los distintos paquetes que fluyen a través de su tráfico, ya sea para privilegiar, controlar, alentar o bloquear cierto contenido respecto de otro. Por tanto es un principio que asegura un acceso equitativo, que alienta a participar de Internet de forma igualitaria“, sostiene Pablo Viollier, analista de Políticas Públicas en la ONG Derechos Digitales (Chile).

Beatriz Busaniche, presidenta de la Fundación Vía Libre (Argentina) coincide con esto y explica que “la neutralidad tiene un doble juego. Por un lado, de defensa de la competencia (con lo cual quitarla tiende a consolidar la concentración existente), y, por otro, de acceso a la información, libertad de expresión y defensa del consumidor, dado que coloca los derechos de los ciudadanos por encima de los de las empresas”.

Ahora bien, este principio se regula de forma individual. “En el contexto internacional, cada país establece una serie de regulaciones o leyes que garantizan (o no) el respeto al principio de la neutralidad de la red. Entre los países que tienen legislaciones o reglamentos que protegen la neutralidad de la red se encuentran Chile, Países Bajos, Francia o Canadá”, precisa José Flores, director de Comunicación de la Red en Defensa de los Derechos Digitales —R3D— (México).

Argentina también cuenta con una regulación, incluida en la Ley Argentina Digital (nº 27078). “Allí está bien detallado qué se entiende por neutralidad y cuáles son las prohibiciones. Sin embargo, la teoría y la práctica no siempre coinciden. Un claro ejemplo es que los operadores de telefonía ofrecen WhatsApp gratis, lo que consitituye una clara violación a la neutralidad, ya que discrimina al resto de las aplicaciones que compiten con ella, como Telegram o Signal”, sostiene Busaniche (acá, una gran nota de Valentín Muro en La Nación al respecto). En México también se profundizan las ofertas de zero rating, y (al igual que en Argentina) los organismos reguladores no parecen estar enterados.

¿Y entonces? “Las implicaciones que tiene la ausencia de la neutralidad de la red es que se deja a discrecionalidad de los proveedores de Internet la priorización o ralentización del acceso a ciertos contenidos, servicios o aplicaciones, dependiendo de sus intereses o alianzas comerciales”, indica Flores. Para poner un ejemplo local, Fibertel podría priorizar Flow, su plataforma de streaming de contenidos audiovisuales, en detrimento de Netflix. “Esto es justamente lo que quiere evitar el principio. Busca, al menos en terminos formales, que el tráfico que pasa por mi blog personal no tenga prioridad ni se vea lentificado con el tráfico que pasa por Facebook”, asegura Viollier.

Ya está clara la importancia de la neutralidad y la forma de regularla (lo que explica por qué la Comisión Europea salió a respaldarla ante el fallo de la FCC). Pero, ¿de qué manera puede afectar la decisión de Estados Unidos al resto del mundo?

Los expertos consultados coinciden: no será de forma directa e inmediata, pero puede haber un “efecto cascada”, según Busaniche. Al respecto, Viollier destaca que “Estados Unidos es un referente regulatorio para muchos países del mundo. Por lo que muchos países que aun no han consagrado la neutralidad podrían seguir su modelo”.

El representante de Derechos Digitales agrega un detalle no menor: “la decisión de la FCC quita el caracter de public carrier a las empresas proveedoras, eliminando una serie de obligaciones con las que tenían que cumplir; al tiempo que determina que la Comisión no tiene la atribución de volver a regular el principio de neutralidad en la red”.

Así las cosas, solo resta esperar que el ejemplo estadounidense no sea imitado. De todas formas, no está todo dicho, ya que la decisión de la FCC entrará en vigencia 60 días después de su publicación en el Registro Federal, lo que puede llegar a tomar unas seis semanas o más, y los “pioneros de internet”, activistas y críticos están considerando acciones a seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s